Loading...
//Multideporte
Multideporte 2018-05-03T23:49:48+02:00

Multideporte

Edel Grass en todo el mundo

Los productos de Edel Grass se utilizan en todo el mundo, en los lugares más exóticos y para las aplicaciones más variadas. Nuestra hierba se puede admirar en campos de deporte, pistas y canchas de lugares tan diversos como Curasao, Jordania, Estonia, China, Congo y Portugal. En los distintos pueblos y ciudades en los que se utiliza, aporta un sustrato para una gran variedad de aplicaciones deportivas. Edel Grass suministra todas las aplicaciones concebibles para las asociaciones y clubes deportivos locales por todo el mundo.

Pistas al aire libre

Nuestra hierba es la más conocida para todo tipo de aplicaciones al aire libre en grandes campos deportivos. Pero también somos proveedores de campos más pequeños, a veces situados en el centro urbano. Son buenos ejemplos de ello los maravillosos y modernos campos de fútbol construidos por la Fundación Cruyff para jóvenes discapacitados y desfavorecidos. Si tiene alguna idea insólita o interesante para una aplicación de hierba sintética, no dude en pasarse por aquí para hablar con nosotros. Estaremos encantados de asesorarle.

Campos cubiertos

Al igual que los campos al aire libre, Edel Grass también suministra campos de interior en estadios cubiertos. Estas soluciones resultan muy populares sobre todo en los países con temperaturas exteriores bajas e incluyen mini campos de fútbol y pistas de softball, así como pistas hípicas para eventos ecuestres.

Campos provisionales

Jugar al fútbol en la Plaza Dam de Ámsterdam, organizar un partido de hockey en una avenida del centro de la ciudad o celebrar un torneo de baloncesto en un mercado: ¡prácticamente nada es imposible para nosotros! Edel Grass ha desarrollado su sistema exclusivo “Lock & Play”, unas instalaciones que resultan fáciles y rápidas de colocar, y proporcionan un campo deportivo provisional en casi cualquier lugar.

Onderhoudsvriendelijk

In Nederland leggen lokale overheden naast de velden voor plaatselijke sportverenigingen ook speelplaatsen en trapveldjes aan. Bij natuurgras is onderhoud een behoorlijke kostenpost. En daar komt meteen een van de grootste voordelen van kunstgras: er is geen tot weinig onderhoud nodig om deze velden in optimale conditie te houden.